La Terapia de Arcilla para Curar Dolores Estomacales

La Terapia de Arcilla para Curar Dolores Estomacales


Las propiedades desintoxicantes, antisépticas y desinflamatorias de la arcilla hacen de este remedio natural un excelente aliado para tratar afecciones estomacales. La arcilla puede aplicarse de forma externa, con cataplasmas sobre las zonas afectadas o por via interna, con cucharaditas de arcilla diluida en agua.



La arcilla, producto de la erosión natural de
las rocas, contiene sales minerales y oligoelementos. Existen diferentes tipos de arcillas según las cualidades del suelo de donde se extraen, pero sus propiedades no varian demasiado.


El uso terapéutico de la arcilla se remonta hasta a los primeros tiempos de la humanidad. Sus cualidades eran apreciadas en Egipto, Grecia y los pueblos aborígenes americanos. En el siglo XIX, Sebastian Kneipp, sacerdote y médico naturista alimán, investigó sus beneficios sobre la salud.



En la terapia se necesita arcilla proveniente de la tierra y agua, elementos encargados de transformar la muerte en nueva vida a través del proceso de descomposición y los principales generadores de vida del planeta.


CARACTERÍSTICAS SANADORAS


Sus cualidades bactericidas y antisépticas actúan sobre los agentes patógenos, contribuyendo a su eliminación y favorecen la reconstitución celular.


Es desintoxicante, gracias a su capacidad de absorción y fijación de las toxinas. De esta forma, facilita su expulsión y la purificación de la sangre. Aplicada de forma externa, la arcilla hace bajar la inflamación de las zonas irritadas internamente, absorbe el calor del área afectada y restituye su temperatura regular.



Asimismo, los minerales de la arcilla nutren el organismo. La sílice regenera los tejidos y los tendones, remineraliza y es antitóxico. El magnesio favorece el crecimiento de los huesos porque facilita la asimilación de calcio, drena el hígado y es antiséptico y antioxidante. El calcio es esencial para la formación de huesos, la coagulación sanguínea y el equilibrio del sistema nervioso.
Mira también

LA TOMA DE ARCILLA


La terapia interna consiste en la ingesta de arcilla diluida en agua.


Por via oral, equilibra el metabolismo, regenera y revitaliza los órganos, aporta minerales, purifica la sangre y atrae las toxinas de los fluidos estomacales, favoreciendo su eliminación.


La dosis de arcilla suelen ser bajas, una cucharadita diaria, pero en las infecciones intestinales o los trastornos digestivos, se pueden elevar hasta cuatro al día.



Para acostumbrar al organismo, se recomienda comenzar a tomarla en dosis bajas y aumentarlas progresivamente. También se aconseja hacer una pausa de una semana cada tres.


Tomar arcilla durante toda la vida contribuye a mantener el organismo sano y energizado.


APLICACIÓN EXTERNA


La aplicación externa consiste en colocar cataplasmas o emplastos de arcilla húmeda sobre las zonas afectadas durante varias horas o incluso toda la noche.


Por su capacidad de absorción, atrae el calor de los órganos internos afectados y actúa como desinflamante y depurador de las toxinas y las bacterias.


Los tratamientos deben hacerse con constancia. El calor inicial irá cediendo a medida que mejora la enfermedad y la arcilla se secará paulatinamente. El cataplasma puede aplicarse frio o caliente. Se usa frio cuando se pretende bajar una inflamación y caliente para tonificar o revitalizar algún órgano.



El tratamiento de arcilla, aplicado tanto internamente como externamente, debe ir acompañado de una dieta sana y equilibrada. La terapia interna no es compatible con otro tipo de medicamentos. Para mejorar los trastornos digestivos se recomienda ingerirla antes de las comidas.


La arcilla se aplica con éxito en los siguientes trastornos: estreñimiento , diarreas, cálculos renales, úlceras gástricas, tumores del aparato digestivo, inflamación de los intestinos y del hígado, afecciones renales, gastritis, gastroenteritis y abcesos hepáticos.


Te puede interesar
La Importancia de los Antioxidantes en la Dieta 
Los Beneficios del Ayuno
Kiwi, pocas Calorías y mucha Vitamina C 

Gracias por Seguirnos





Fuente: Enciglopedia Planeta Dagostini




Gracias por leer La Terapia de Arcilla para Curar Dolores Estomacales




Comentarios