Los Beneficios del Ayuno

Los Beneficios del Ayuno


Si bien puede resultar conveniente durante una dieta para perder peso, los principales beneficios del ayuno son purificar el organismo y fortalecer las defensas.


El ayuno consiste en no ingerir alimentos de manera voluntaria durante un determinado periodo de tiempo: puede ser un día, tres, una semana o un mes.




En la antiguiedad fue practicado por civilizaciones como la egipcia o la griega. Actualmente , muchas culturas y religiones, entre ellos, los cristianos, los judios, los musulmanes, los hindúes y los budistas, contemplan el ayuno como una práctica de purificación física y espiritual en ciertas fechas sagradas.


Independientemente de las diferentes creencias, hoy en día el ayuno se practica como método terapéutico, sea por prescripción médica o por la decisión de la persona de depurar su organismo.

Mira también Ayunoterapia, una Alternativa 


BENEFICIOS DEL AYUNO


. Depurar el aparato digestivo, ya que el organismo continúa evacuando los alimentos y residuos acumulados en el intestino.


. Purifica la sangre, el hígado y los riñones, eliminando las toxinas acumuladas en estos órganos.


. Desintoxica las células. Al no incorporar nuevas sustancias tóxicas, se permite a las células eliminar las existentes.



. Ayuda a perder peso, al consumir el organismo sus reservas de glúcidos, proteinas y grasas.


. Elimina la retención de líquidos y permite limpiar el aparato renal. Es fundamental ingerir abundante agua durante el ayuno para facilitar este proceso y cuidar los riñones.

Mira también La Importancia de Desintoxicar el Organismo 

. Renueva la piel y el cabello. Tras la depuración, estos tejidos crecen más fuertes y sanos. También es posible que desaparezcan algunas manchas y las uñas se vean más saludables.

Mira también Champú de Cebolla, solución para la Caída del Cabello 

. Regula la presión arterial. El ayuno ayuda a normalizar la presión sanguínea sin medicación.



. Mejora las funciones sensoriales como la visión, el gusto y el olfato. A nivel mental se potencian la memoria y la capacidad de atención y a nivel físico se experimenta un aumento de energía.


CÓMO PONER EN PRÁCTICA EL AYUNO


Se han de tener en cuenta algunos aspectos antes de realizar un ayuno, sea cual sea su duración, que varía según las necesidades o propósitos de cada persona.


. No iniciarlo abruptamente, sino realizar ayunos parciales.


. Reducir gradualmente las cenas, comer primero menos cantidad, luego sustituir alimentos de origen animal por vegetales y cocidos por crudos. Después, ingerir sólo verduras y frutas o sólo líquidos.



. Probar de no cenar un día a la semana, luego el almuerzo y la cena y después no como en todo el día.

Mira también La Acción de las Vitaminas en el Organismo 

. Aprender a soportar el hambre. Al segundo día, el cuerpo se acostumbra y la sensación desaparece. Es importante comenzar con decisión y en un momento adecuado, en otoño e invierno es más difícil pues el cuerpo demanda más calorías.


. Mentalizarse y buscar actividades placenteras para sobrellevar la crisis depurativa del primer día: lecturas, cine, música o juegos de mesa. No realizar actividades físicas intensas o deporte.


. Durante el ayuno y los dias anteriores, no consumir alcohol, tabaco ni otras sustancias tóxicas.


. Beber agua en abundancia.



. Terminar de forma gradual, incorporar poco a poco zumos y caldos, vegetales crudos, legumbres, cereales y frutos secos, etc. Si se debe suspender el ayuno, no retomar la ingesta de alimentos precipitadamente.


El ayuno es aconsejable en casos de celulitis, obesidad, problemas vasculares, colesterol alto, depresión, asma, intoxicaciones o trastornos digestivos. Está cotraindicado cuando se padece de diabetes, hipoglucemia, insuficiencia renal, miopatías, cardiopatías graves, problemas de tiroides, tuberculosis y trastornos alimentarios. Tampoco se debe practicar durante el embarazo y la lactancia, ni se recomienda para niños y adolescentes.


ALGUNAS TISANAS DIURÉTICAS


. Cola de caballo: decocción de 100 g de la planta seca en 1 litro de agua durante 30 minutos. Una taza al día.


. Diente de león: decocción de hojas y raices secas durante 15 minutos en 1,5 litros de agua. Tres veces al dia, agregar una cucharadita a un vaso de agua.



. Cerezo: hervir 50 g de cerezo seco en 1 litro de agua durante 15 minutos. Tres tazas al día. En el ayuno parcial se puede comer el fruto entre comidas.


. Para evitar el estreñimiento, se puede tomar una tisana de malva: hervir 50 g de hojas y flores secas en 1 litro de agua durante 20 minutos. Tomar ters veces al día. Si el ayuno es parcial, beber licuado de papaya.


Existen diferentes formas de ayunar: en el ayuno total sólo se consumen agua y tisanas. Puede ser breve, de un día a la semana a tres días seguidos, o largo, de una semana o dos. En caso de enfermedad y, bajo estricta supervisión médica, puede llegar a un mes. En el ayuno parcial se ingieren algunos alimentos, como zumos de frutas y caldos de verduras.


Apueste por la Salud . Somos un grupo de Nutricionistas y Asesores de Nutrición comprometidos con la Salud y el Bienestar . Recupere su Metabolismo, Adelgace de forma permanente , recobre su Energía y Vitalidad . Consúltenos sin compromiso 







Fuente: Enciglopedia Dagostini







Gracias por leer Los Beneficios del Ayuno 

Comentarios