No tienes Edad

Eleva tu conciencia y date cuenta de que no
tienes edad. Eres tan joven como el tiempo y
tan viejo como la eternidad. Si vives plena y
gloriosamente en el eterno presente ahora,
eres siempre tan joven como el presente.

Estás renaciendo continuamente en Espíritu
y en verdad.



No puedes permanecer estático en esta vida
espiritual; siempre hay algo nuevo e
interesante que hacer y aprender. Vivir en
un estado de expectación te mantiene
continuamente alerta y joven. Si la mente se
hace vieja y aburrida, la vida pierde toda su
chispa y entusiasmo.

Cuando no puedas entender alguna nueva
verdad con la mente, siéntate en silencio y
eleva tu conciencia, entra en sintonía con la
Mente Universal infinita y hazte uno con
ella, conmigo, y serás capaz de entender
todas las cosas. 

Si mantienes tu mente
alerta, no puedes envejecer. La fuente de la
juventud es tu conciencia; el gozo de vivir es
el elixir de la vida.




Mira tambièn 




La Voz Interior Eileen Caddy

Comentarios