El Arte de Relacionarse con la Comida

El arte de relacionarse con la comida 




Un aspecto en el arte de comer conscientemente es la manera en que uno considera al alimento mismo. Si uno ve a la naturaleza como un sirviente que existe sólo para necesidades personales, entonces uno fracasa en el hecho de apreciar completamente la comida y otros dones de la naturaleza.

 Si uno ve a la humanidad como una hebra en la telaraña de la vida en vez de verse de manera egocéntrica como la telaraña completa, se desarrolla una conciencia mucho más amplia de nuestra unión y armonía con la naturaleza. 

Experimentarse a uno mismo como entretejido con la naturaleza lleva a recibir nuestra comida con más amor y gratitud. Si el alimento se come con una oración de gratitud y respeto por la fuerza de la vida que ésta le otorga y el sacrificio que está haciendo por la supervivencia del cuerpo humano, el alimento llevará adentro el amor  directamente por el organismo humano. 

 Si el alimento se come con una oración de gratitud y respeto por la fuerza de la vida que ésta le otorga y el sacrificio que está haciendo por la supervivencia del cuerpo humano, el alimento llevará adentro el amor de esta plegaria



Podemos experimentar al universo entero en cada bocado de nuestra comida.

El alimento, especialmente el alimento vegetal, es una condensación de la energía del sol, así como una energía más sutil de las estrellas y de otras fuentes del Universo. A pesar de que las influencias de estos cuerpos celestes son por cierto sutiles, los científicos han descubierto que la superficie de la Tierra es constantemente bombardeada por la radiación de diferentes cuerpos celestes, incluidos la Luna, los sistemas estelares y otras fuerzas de radiación en el Universo. 

Las plantas toman estas radiaciones en sus sistemas energéticos y las transfieren en última instancia a los seres humanos cuando éstos las comen. 

Desde una perspectiva espiritual, estas energías son simplemente diversas condensaciones de la energía cósmica Divina. En el proceso de comer nuestro alimento las energías cósmicas, solares, estelares, lunares y otras energías universales depositadas en la comida son liberadas para ser absormos mantener la comida en la boca el tiempo suficiente como para que se lleve a cabo este proceso. 

El secreto de la digestión es transformar cada elemento en una forma más sutil. La idea es masticar la comida de tal manera que comience a liberar la energía sutil encerrada en su interior. Pues los centros receptores sutiles en nuestro paladar y a través de todo el tracto digestivo reciben la esencia del alimento. 

Ciertos alimentos pueden liberar sus esencias en diferentes momentos y ubicaciones en el tracto gastrointestinal a medida que las fuerzas asimilativas y alquímicas del cuerpo trabajan, integrando la comida de manera que se transforme en parte de la substancia corporal. La esencia liberada por el alimento puede gravitar hacia diferentes órganos, glándulas y centros energéticos sutiles en el cuerpo. Esto se inicia masticando hasta que el alimento sólido es transformado en un estado líquido, el que luego comienza el proceso de la liberación de la energía del alimento sólido. 

 La comida es un mensaje de amor de Dios. Sus cartas son escritas por los rayos del sol. Éste dice: “te amo y te cuidaré y mantendré a través de las ofrendas de la tierra”

 Asimilación sutil 

Desde el punto de vista de la asimilación sutil, lo que importa no es la cantidad de alimento sólido o líquido que ingerimos, sino si el alimento es asimilado enteramente y de manera apropiada. 

Para hacer esto necesita esta plegaria.



 El poder y la sacralidad del proceso alimenticio están elevados por la conciencia de que cada fruta o vegetal en particular está entregando su propia existencia individual como parte del proceso evolutivo, de tal manera que pueda ser asimilado en la existencia mayor del cuerpo humano. 

En este contexto más amplio, comer se transforma en un acto sagrado en el cual la comida es una ofrenda al fuego digestivo para honrar y apaciguar el espíritu de la forma humana en cada uno. 

Además de convertirlo en una ofrenda hacia uno mismo, en algunas tradiciones también se lo convierte en una ofrenda hacia la naturaleza o hacia Dios. En algunas de las tradiciones indígenas americanas, como la de los Cherokee, se hace una ofrenda alimenticia hacia las cuatro direcciones y hacia algún aspecto de la naturaleza como por ejemplo una planta o un árbol.

 En la tradición hindú se hace una ofrenda hacia Dios antes de comer. La comida también puede entregarse a un fuego sagrado, a un animal o a otro ser humano como una forma de permitirse experimentar la dicha de proveer comida, así como la dicha de recibirla. . Esta ofrenda antes de comer es una manera de agradecerle a la Madre Naturaleza. Es otra forma de recordar que la comida de cada uno está conectada con todos los niños de Dios. 

Mira tambien 

La Fiesta de las Hormonas . Equilibrio-Hormonal en las Mujeres 

Qué Tenemos en la Boca ? Necesitamos todos los Dientes? 

Lo Que Coma la Madre es Determinante . Lo Que Dicen los Dientes 




Alimentación consciente Dr. Gabriel Cousens

Comentarios