El Grito del Cuerpo

Casi todos los modelos de medicina se basan en la enfermedad. Eso es comprensible ya que la
enfermedad es como un grito y duele, nos llama la atención. Para muchos la enfermedad se
convierte casi en una especie de ser maligno del cual somos víctimas y que hay que conquistar. Le
ponemos nombres a las enfermedades y describimos sus síntomas y posibles efectos igual que
cuando hablamos de un personaje y su posible impacto en nuestra vida. Un cáncer es muy fuerte y
muy malo y un resfriado bastante menos malo. Es curioso que en la medicina alopática ya tienen
nombres y perfiles de síntomas para enfermedades que aun no han aparecido.

google-site-verification: google058c6b3765d7e588.html

Pero como cualquier grito, lo importante no es el grito, sino aquello que nos está llamando la
atención, y si te puedes imaginar que el grito -la enfermedad y sus síntomas- tiene su origen en
nuestro interior, entonces podemos considerar que es una parte de nuestra vida, de nosotros
mismos, que nos estamos llamando la atención. El cuerpo es una extensión o expresión de nuestro
interior en forma más densa y visible, no es un objeto mecánico, aislado en un mundo de causas y
efectos externos.




El Idioma Creativo Interior nos da un esquema a través del cual podemos mirar y buscar en
nuestro interior las causas y las creencias que en ese momento nos están limitando. Por fin, uno
mismo es el creador de su enfermedad y también el creador de la sanación. Todo médico, sanador o
terapeuta sólo es un participante útil en el propio proceso del paciente hacia la curación, como un
espejo mágico que refleja y también habla. Sin un espejo, es difícil verse la nariz o la parte de la cara
que tienes sucia, el espejo ni te ensucia la cara ni por fin te la limpia, pero sí es útil.

Te puede interesar

Dónde está la Felicidad ?
La Mente Creadora
El Recuerdo de Si Mismo , el Cuarto Camino 

Atracción Subliminal 





http://www.centronagual.es/

Comentarios