Qué son las Endorfinas

Las endorfinas son sustancias naturales bioquímicas, que actúan como analgésicos y euforizantes,
segregadas por el cerebro y que desempeñan diversas funciones entre las que cabe destacar un papel
esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión.

Dicho en pocas palabras, de ellas depende algo tan sencillo y a la vez tan importante como que nos encontremos bien o que nos encontremos mal.



Pero no sólo los estados de ánimo dependen de las endorfinas, también cuestiones que hasta la fecha se

habían considerado exclusivas de artistas e inspirados, como la imaginación o la creatividad.

Según investigadores de la talla de Charles F. Levinthal, «es muy posible que sean las endorfinas las que
brindan los medios de sustento de nuestras energías creativas».

Descubiertas hace aproximadamente 20 años, su estudio ha servido para que la ciencia occidental
reconsiderara algunas posiciones sobre las llamadas medicinas orientales y suaves, evidenciando algo
que estas últimas siempre han tenido muy en cuenta*, la relación cuerpo-mente como un continuum.



Las endorfinas no están sólo presentes en el cuerpo humano, podemos encontrarlas incluso en
algunos animales unicelulares. En animales más desarrollados, forman uno de los pilares más importantes
del funcionamiento del instinto y de las emociones.

Las endorfinas transmiten información en las sinapsis o conexiones de las células nerviosas; actúan
como verdaderos mensajeros bioquímicos que aumentan o disminuyen la capacidad de comunicación de
las células nerviosas. Las células tienen en sus paredes unos receptores destinados a combinarse con las
distintas sustancias que circulan por el cuerpo. Son, en cierto modo, como «cerraduras» que necesitan de
una «llave» que entre perfectamente en ellas para poder «desempeñar» una función determinada.

Tenemos, a lo largo de todo el cuerpo, «cerraduras» para endorfinas que llamamos «receptores de
endorfinas»: éstos se encuentran, por ejemplo, en el corazón, la piel, el cerebro, el páncreas, los riñones,
etcétera.

El Espíritu de las Endorfinas , haz click en la imagen





Gracias por Seguirnos



Endorfinas La Droga de la Felicidad Jack Lawson

Comentarios

Isidro Pérez ha dicho que…
Muy buena información, Dios te bendiga y sigue adelante con tu blog